sábado, 31 de agosto de 2013

La fantasía del reencuentro

“Yo creo que no hay reencuentro. Que el reencuentro no existe, es una ilusión. Nunca regresamos al lugar de donde hemos partido. No sólo porque uno se modifica, sino porque el lugar se modifica y se traslada. Así que los reencuentros son una falsedad. 
Cuando nos juntamos con los compañeros del colegio, en realidad, estamos llevando adelante la fantasía de que uno sigue siendo el mismo, de que hay una continuidad del sujeto. Y yo creo que esto no sucede. Los reencuentros de compañeros son reuniones entre perfectos extraños. 
Y con las novias sucede lo mismo. Eso suele producir el siguiente resultado: Si le gustás, la dama tiene un pretexto para acercarse. Si no le gustás, es inútil que cantes todo el repertorio de Pedro Vargas”.
 Alejandro Dolina 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por visitar el blog!